El algoritmo de aprendizaje automático maravilla por su capacidad de realizar tareas que no se pueden representar con reglas estrictas. No obstante, existen una serie de técnicas denominadas “envenenamiento de datos”, que dirigen al comportamiento de los modelos de Machine Learning a caminos incorrectos y malintencionados. La buena noticia es que investigadores de inteligencia artificial trabajan en herramientas y técnicas para solucionarlo. Esperan, de esta manera, hacer que los modelos de aprendizaje automático sean más robustos contra el envenenamiento de datos y otros tipos de ataques adversarios.

The Next Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *