El momento que vive la Ad Tech es superior a las expectativas que cualquier ejecutivo imaginaba hace un año, pero ahora deben demostrar que los avances son sostenibles. Su principal reto se encuentra en adaptarse y obtener las recaudaciones estimadas ante la incertidumbre que representa este año. Proveedores de Ad Tech, como TripleLift, tardaron nueve años en alcanzar el billón de dólares en publicidad, pero la mitad de esos ingresos fueron solo en 2020. El valor de estas empresas aumentó por factores externos, por lo que ahora tendrán que demostrar que sus propuestas son perdurables en el tiempo.

Digiday

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *