Mantener viva la internet abierta, llegar a consumidores cada vez más diversos y socialmente comprometidos son nuevos retos para la publicidad. En este transitar, las marcas se topan con listas de bloqueo de palabras clave, que no necesariamente reflejan el mundo actual. Y podrían torpedear la efectividad de los planes de medios menos tradicionales.

Vale la pena revisar las listas de bloqueo de palabras clave, para evitar que se desactive contenido seguro para la marca. Diseñar estrategias para llegar a ciertas comunidades y no poder hacerlo debido a prácticas obsoletas, es equivalente a no tener ninguna estrategia. 

Una recomendación es auditar las listas de bloqueo en el DSP (plataforma publicitaria) o cambiar el enfoque a soluciones contextualmente más progresivas, como eliminar por completo las listas de bloqueo de palabras clave.

Fuente: WNIP