Facebook restringió el contenido que producen los editores en Australia en su plataforma como respuesta a la regulación por pago a medios de comunicación. Tras el cierre, el tráfico direccionado a través de la plataforma disminuyó 93% en los portales web del país. Aún se encuentran usuarios que han podido compartir enlaces en Facebook o medios como The Guardian Australia, que se encuentra en un dominio internacional. Gran parte de los usuarios internacionales llegaban a las páginas australianas a través de esta red social.

Nieman Lab

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *