Coca-Cola sigue perfeccionando su estrategia de innovación dirigida al mercado gamer. El próximo mes lanza la Coca-Cola Zero Sugar Byte, una edición limitada con sabor a píxeles. Para promoverla se asoció con PWR en Pixel Point Island en Fortnite.

La estrategia de Coca-Cola es atraer con los gamers con bebidas que les recuerden vivencias de las plataformas de videojuegos. En lugar de irrumpir con campañas publicitarias, que en este grupo genera efectos negativos, crea experiencias limitadas con el foco en lo digital.

El empaque de la nueva bebida con sabor a píxeles tiene letras que recuerdan el estilo de gráficos en bloque de los videojuegos antiguos. Zero Sugar Byte también cuenta con una etiqueta escaneable que se vincula a un juego AR.

Fuente: Marketing Dive