mujer

A propósito del Día Internacional de la Mujer, expertas en mercadeo y publicidad ofrecieron su visión sobre la evolución de la figura femenina en la publicidad. La mayoría coincide en que los estereotipos más dañinos, y que persisten con el paso del tiempo, son los de la mujer cuidadora o superwoman. 

Eva Santos, fundadora de Delirio & Twain, identifica la categoría de limpieza como la más proclive a usar la imagen de la mujer cuidadora del hogar. En ninguna de estas campañas se ve a un hombre recomendando un producto de limpieza a otro. “Criticamos las marcas que sí avanzan, porque son oportunistas o lo hacen por moda… Pero somos muy poco críticos con esas marcas que continúan enseñando una imagen estereotipada de la mujer”, comenta.

Por otro lado está la superwoman, que tiene que llegar a todo, empoderada de más. “Basta de normalizar algo inalcanzable, esa exigencia social solo nos lleva a la frustración y la culpa”, asegura Miriam Gutiérrez, ECD de Publicis España.

Reconocen que hay cambios importantes con relación a la presencia de la mujer en la publicidad, pero aseguran que aún hay mucho por recorrer. Con relación a los estereotipos de género, Ana Rodríguez de Zárate, Growth Director de &Beyond, dice: “No creo que una marca se atreva a hacer campañas con estereotipos de género muy marcados”. Se alejaría del consumidor a largo plazo.

Marta Caseny, Executive Creative Director en Havas dice que los estereotipos ayudan a la identificación, pero “son los estereotipos falsos los que no ayudan a nadie”.

Fuente: Marketing Directo